Elena Robayna es una mujer que rompe con muchos de los prejuicios que se forman en torno a las nuevas empresas de base tecnológica. No es una jovencita recién salida de la universidad ni empezó en un garaje. Sin embargo, su empresa CreaTáctil lleva la misma trayectoria que muchas de las organizaciones que surgen del famoso Silicon Valley. Es decir, ha logrado hacerse un hueco en el mercado con un producto con una gran aceptación y ha tenido un crecimiento paulatino, rápido y fuerte. Los resultados en solo un año y medio son para estar orgullosos. Sin embargo, es una mujer modesta que se atreve, incluso, a dar consejos a otros que quieran seguir una senda similar. Lo hace desde su despacho del coworking Franja 47, en Santa Cruz de Tenerife, desde donde se dirige a un equipo de más de 15 colaboradores y donde, asegura, es feliz. Además de estos logros, su empresa ha sido clasificada como Caso de Éxito por la Red CIDE del Gobierno de Canarias y por la Cámara de Comercio de la provincia tinerfeña.

-¿Cómo es que se dedica usted a esto de la tecnología y las aplicaciones móviles?

“Una empresa de estas características no surge de la noche a la mañana. Se crea a raíz de tener una inquietud y de querer trabajar por cuenta propia. Siempre había estado trabajando en el área de la consultoría estratégica de proyectos, eso me dio una experiencia importante y tras una faceta como gerente de la Confederación Canaria de Asociaciones de Jóvenes Empresarios (CCAJE)… decidí dar el salto”.

Leer nota completa aquí: diariodeavisos.com